Follow by Email

jueves, 6 de octubre de 2011

Revelan nuevos genes de la diabetes tipo 1

Investigadores descubren tres nuevos genes de la diabetes tipo 1 en un gran análisis de datos.


 Un análisis a gran escala de datos genéticos relacionados con la diabetes tipo 1 ha descubierto nuevos genes asociados con la enfermedad.
Los investigadores del Hospital Pediátrico de Filadelfia examinaron seis grandes bases de datos de ADN de unas 10,000 personas con diabetes tipo 1 y 17,000 personas sanas.
Además de validar los resultados de investigaciones previas, los autores del estudio identificaron tres mutaciones nuevas en genes que tienen que ver con las interacciones entre proteínas, la inflamación y la actividad de señalización celular.
Los investigadores dijeron que no esperaban hallar que esas mutaciones genéticas tuvieran alguna relación con la diabetes tipo 1.
Los hallazgos, que aparecen en la edición en línea del 29 de septiembre de la revista PLoS Genetics, añaden al conocimiento general sobre las redes de genes involucradas en la diabetes tipo 1. Una mayor comprensión de la biología fundamental de la enfermedad podría eventualmente llevar a nuevos tratamientos, sugirieron los investigadores en un comunicado de prensa del hospital.
Unas 200 millones de personas de todo el mundo sufren de diabetes tipo 1, y deben inyectarse insulina con frecuencia para controlar los niveles de glucemia.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTE: Children's Hospital of Philadelphia, news release, Sept. 23, 2011

El cerebro sigue en desarrollo tras la adolescencia

Las experiencias vitales en la adultez temprana, como ir a la universidad y comenzar las carreras, podrían fomentar cambios, afirman investigadores.

El desarrollo del cerebro no se detiene en la adolescencia, sino que continúa hasta que las personas están bien entradas en la veintena, según un estudio reciente.
El hallazgo desafía la antigua creencia de que el desarrollo cerebral se completa en la adolescencia.
Para el estudio, investigadores de la Universidad de Alberta usaron IRM para escanear los cerebros de 103 personas sanas entre los 5 y los 32. Cada voluntario recibió al menos dos escáneres.
Los resultados mostraron que los cerebros de los adultos jóvenes seguían desarrollando conexiones en el lóbulo frontal, que tiene que ver con tareas cognitivas complejas como la inhibición, el funcionamiento de alto nivel y la atención.
Este desarrollo continuo de las conexiones cerebrales podría deberse a la abundancia de experiencias vitales en la adultez temprana, como ir a la universidad, comenzar una carrera, ganarse la independencia y desarrollar nuevas relaciones sociales y familiares, sugirieron los investigadores en un comunicado de prensa de la universidad.
El estudio aparece en una edición reciente de la revista Journal of Neuroscience.
Los investigadores también hallaron que algunas personas mostraban una reducción en la integridad de la materia blanca con el tiempo, una señal de degradación cerebral. Apuntaron que esta observación requiere de más estudio, dado que podría ayudar a mejorar la comprensión sobre la relación entre los trastornos psiquiátricos y la estructura cerebral. Muchos trastornos psiquiátricos se desarrollan en la adolescencia o la adultez temprana.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTE: University of Alberta, news release, Sept. 22, 2011

Si se avergüenza fácil, es motivo de alegría


Las personas que se avergüenzan fácilmente son más dignas de confianza, más generosas y es más probable que sean monógamas, según un estudio reciente.
"Unos niveles moderados de vergüenza son señal de virtud", aseguró en un comunicado de prensa de la Universidad de California el autor líder del estudio Matthew Feinberg, estudiante doctoral en psicología de la universidad, en Berkeley. "Nuestros datos sugieren que la vergüenza es algo bueno, no algo que se deba combatir".
Los hallazgos se aplican a niveles moderados de vergüenza, no a la vergüenza profunda ni a la ansiedad social extrema, apuntaron los autores.
El estudio, que aparece en la edición en línea del 19 de septiembre de la revista Journal of Personality and Social Psychology, conllevó una serie de experimentos.
En un experimento, los investigadores grabaron en video a 60 estudiantes universitarios mientras contaban historias sobre un momento embarazoso, como por ejemplo creer erróneamente que una mujer gorda estaba embarazada. Se calificó a los narradores según qué tan avergonzados se sentían.
Entonces, los estudiantes jugaron un juego usado en investigación económica para medir el desinterés, y los investigadores hallaron que los participantes que se sentían más avergonzados mostraban el nivel más alto de generosidad.
En otro experimento, los investigadores también preguntaron a 38 personas encontradas en Craiglist con qué frecuencia se sentían avergonzadas, y midieron sus niveles de cooperación y generosidad tras jugar el mismo juego que los estudiantes.
En todas las ocasiones, la vergüenza sugería una tendencia a ser prosocial, aseguró Feinberg. Los hallazgos podrían ser útiles para las personas que buscan parejas románticas o socios de negocios fiables, señalaron los investigadores.
"La vergüenza es una característica emocional de una persona a quien puede confiar sus recursos valiosos. Es parte de la cohesión social que fomenta la confianza y la cooperación en la vida diaria", señaló en el comunicado de prensa el coautor del estudio Robb Willer, psicólogo social de la UC en Berkeley.
Los autores anotaron que se necesita más investigación para explorar si las personas que tienen mucha confianza no son de fiar.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTE: University of California, Berkeley, news release, Sept. 28, 2011

Una terapia temprana e intensiva es mejor para los niños autistas, halla un estudio


 Los niños con un trastorno del espectro autista parecían beneficiarse de una terapia temprana e intensiva para mejorar sus habilidades sociales y de comunicación, según un estudio reciente de la Universidad de Missouri.
"Es importante que los niños autistas inicien el tratamiento tan pronto como sea posible", señaló en un comunicado de prensa de la universidad Micah Mazurek, profesor asistente de la Facultad de profesiones de la salud y el Centro Thompson de Autismo y Trastornos del Desarrollo Neural. "Mientras más intensa o integral sea la terapia, mejor en términos de ayudar a los niños a mejorar sus habilidades sociales y de comunicación".
Las personas que padecen un trastorno del espectro autista tienen problemas para comprender, interactuar y relacionarse con los demás. Para el estudio, los investigadores midieron quince habilidades de comunicación social en más de mil niños y adolescentes autistas, que incluían expresiones faciales, gestos, comprensión del lenguaje, compartir el gozo y respuestas sociales adecuadas.
Aunque 95 por ciento de los niños mostraron una mejora en esas habilidades con el tiempo, el estudio halló que los que recibían terapia conductual, del habla y ocupacional tenían mejores resultados.
Además, los niños que recibieron un tratamiento más intensivo a una edad más temprana mostraron la mayor mejora en las capacidades de comunicación social, según los investigadores. Los que tenían CI no verbales más altos mostraron la mejor respuesta a la terapia, hallaron.
"En cuanto a la gravedad de los síntomas de la comunicación social, nuestro estudio revela que el CI no es lo único que contribuye a las mejoras con el tiempo", aseguró Mazurek. "En vez de ello, tener un CI más alto podría permitir a los niños obtener mayores ganancias en varios tipos de tratamientos". Los resultados también indican una necesidad de desarrollar métodos alternativos de tratamiento para los niños con discapacidades intelectuales, añadió Mazurek.
El estudio, publicado en línea como adelanto de una próxima edición impresa de la revista Research in Autism Spectrum Disorders, concluyó que tratamientos dirigidos e intensivos podrían tener el mayor éxito en mejorar habilidades específicas en niños autistas.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTE: University of Missouri, news release, Sept. 28, 2011

Datos personales

Mi foto
Lcda. en Enfermería. Msc.Gerencia de Salud Pública. Diplomatura en: Docencia, Metodología e Investigación, Nefrología y Salud Ocupacional. Actualmente Bacherlor y Master en Ciencias Gerenciales.