Follow by Email

jueves, 4 de agosto de 2011

Qué es la Diálisis?

La diálisis es un procedimiento que se realiza de rutina en personas que sufren de insuficiencia renal crónica o aguda. El proceso implica la eliminación de sustancias de desecho y líquidos de la sangre que normalmente se eliminan por los riñones.


La diálisis también puede usarse para prevenir el desarrollo de insuficiencia renal en personas que hayan estado expuestas a sustancias tóxicas o que las hayan ingerido.


¿CUÁNDO ES NECESARIA LA DIÁLISIS?

Es necesario recurrir a la diálisis cuando los riñones ya no son capaces de eliminar los desechos y el exceso de líquido de la sangre en cantidades suficientes como para mantener sano al paciente. Generalmente, esto ocurre cuando los riñones funcionan al 5-15 % de lo normal.

¿CÓMO FUNCIONA LA DIÁLISIS?
En el proceso de hemodiálisis, la sangre del paciente se conduce entubada desde el organismo hasta una máquina llamada “riñón artificial” en la que pasa a través de un filtro de limpieza (dializador), en el que se produce el intercambio entre el líquido del dializador y la sangre, recogiendo las sustancias tóxicas de la sangre y aportando otras beneficiosas, y retorna de nuevo al cuerpo.

A semejanza de los riñones sanos, la diálisis permite:

●  Eliminar las sustancias tóxicas, la sal y el agua en exceso del organismo;

●  Mantener el nivel adecuado de ciertas sustancias químicas en la sangre.

●  Contribuye a controlar la presión sanguínea.

Para poder llevar la sangre al dializador, es necesario establecer unACCESO VASCULAR o entrada a los vasos sanguíneos, para lo cual es necesaria una intervención local de cirugía menor, generalmente en el antebrazo, por su mayor accesibilidad y facilidad de manipulación en la diálisis.

Existen tres posibilidades:

FÍSTULA – INJERTO - CATÉTERES


●  La más habitual es LA REALIZACIÓN DE UNA FÍSTULA, uniendo una vena y una arteria del antebrazo. Es el método más seguro, que dura más tiempo y tiene menos complicaciones.
 
●  Cuando no es posible realizar la fístula con los vasos del propio paciente, se implanta un INJERTO, un vaso artificial que une la arteria y vena del paciente.
 
●  El tercer tipo de acceso, llamado CATÉTER, se inserta en una vena grande del cuello o del tórax. Este tipo de acceso generalmente se utiliza cuando se requiere diálisis por un periodo de tiempo corto. Los catéteres también se pueden usar como accesos permanentes, pero sólo cuando no es posible crear una fístula o un injerto. Los catéteres se pueden conectar directamente a los tubos de diálisis y por lo tanto no se utilizan agujas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Datos personales

Mi foto
Lcda. en Enfermería. Msc.Gerencia de Salud Pública. Diplomatura en: Docencia, Metodología e Investigación, Nefrología y Salud Ocupacional. Actualmente Bacherlor y Master en Ciencias Gerenciales.