Follow by Email

sábado, 7 de mayo de 2011

La Vida y la Felicidad

  
La Vida es un don tan importante que nos regala el Gran Supremo día a día. A veces no logramos dimensionar lo que realmente significa, a veces no logramos darnos cuenta de la maravilla que representa.

La Vida es Aprendizaje constante, es la oportunidad de descubrir un sinnúmero de situaciones, sentimientos, pensamientos, relaciones, afectos etc. Pero ese sinnúmero de cosas no se presenta porque si, ni descansa en las manos de la llamada suerte del destino, todo en el Universo tiene un Propósito, todo en el universo responde a un Plan de Evolución constante en el Amor…

Solo al tomar conciencia de su Valor, comenzamos a pensar y valorar la Grandeza de  quien nos la concedió. Solo existe en el universo el Amor, y ese amor se manifiesta para nosotros en forma de Vida. Si…. aun la vida que nos toco vivir, con todas sus limitaciones o carencias, dolores y condicionamientos, esa vida esta preparada y ha sido definida especialmente por y para nosotros,  pero lo mas importante que debemos saber y tener presente.... es que en cada vida esta latente la oportunidad de trascender… el universo no se detiene.. siempre avanza y evoluciona… y nosotros al igual que el… estamos destinados a  Evolucionar, a ser Libres y Realizarnos a lo largo de nuestro camino.. y el gran Edicto Divino es que lo podamos hacer con Felicidad….!

Si tan solo prestáramos atención veríamos que a cada paso nos brinda su mensaje, a cada paso nos indica el camino hacia la superación, del mismo modo que ocurría en el famoso juego infantil de “La Búsqueda del Tesoro”, cada pista descubierta o sea cada situación que se presenta, contiene el mensaje que solo puede ser descifrado por nosotros mismo, cada paso nos conduce a otro y siempre nos guía hacia ese hermoso tesoro que tanto nos entusiasmada buscar y encontrar  cuando éramos niños… ese valioso tesoro es nuestra Felicidad.

Pero como alcanzar la felicidad? Que se debe tener o como se la puede conseguir? tanto a pasado desde aquella inocente niñez…. Y en el medio nos enseñaron… y dócilmente fuimos aprendiendo a pasar el tiempo en vez de disfrutar de cada instante…, nos enseñaron la ansiedad de llegar y fuimos olvidando la maravilla  y el entusiasmo de la búsqueda, nos enseñaron el valor de tener por sobre el de ser.. y nos perdimos en los laberintos diagramados por la mente humana para distraernos. Luego para consolarnos los llamamos entretenimientos, usos y costumbres sociales, etiquetas y mas etiquetas, y finalmente en muchas casos les llamamos “Obligaciones”… nos ofrecieron lo exterior y lo compramos.. y valoramos mas y mas el poder adquisitivo  que nos acercaría certeramente a ella, y cumplir fue mas importante que expresarse, aparentar que ser sinceros y expresar lo que sentimos…y el mundo exterior se colmo de vidrieras de cristal que reflejan y aun hoy lo siguen haciendo “muñecos sin vida”…  esos son nuestros espejos y arquetipos, en eso nos convertimos.. y nuestro interior, mas sabio que nosotros mismos, sabe que somos mucho mas que esos modelos, que esos patrones… y ello es fácil comprobarlo, porque  aun cuando accedemos al dinero.. no alcanzamos la abundancia… podremos obtener lujo, prestigio fama y miles de “amigos” de lo circunstancial, y solo alcanzamos efímeros momentos de alegría.. y nos enseñaron que eso era la felicidad, instantes, momentos… olvidamos que fue es y será un estado permanente natural y propio  del alma…  

También están, como expresión de polaridad, los que al no alcanzar ser lo que otros dicen o han fijado como modelo ideal, conocen de otra forma la amargura, otra forma de  la desilusión, la bronca.. y el rechazo hacia uno mismo, que no hace otra cosa que envenenar nuestra alma…. Al fin de cuenta, los humanos somos iguales en los dos extremos. aquellos por haber llegado y estos por no poder llegar…y luego ese profundo sentimiento de vacío… Aprendimos en este mundo de intercambio a cambiar el significado de Felicidad por el de éxito, y nos fuimos perdiendo y alejando de nuestro eje…

Pero gracias a Dios, intuimos y luego podemos llegar a conocer que el verdadero sentido de nuestra vida… que es mucho mas simple, es mucho mas fácil de lo que imaginamos o nos muestran, que puede estar en la belleza de una rosa, en la sonrisa de un niño, en las cosas simples profundas, como en una mirada… allí puede manifestarse a la felicidad, pero la verdadera felicidad no es tal, sino es compartida desde el corazón y tiene por base la realización personal y la conexión con la totalidad.

Lo que se conoce normalmente como vida.. es tan solo una parte de la experiencia humana que recogemos en nuestro paso por nuestra hermosa Madre Tierra, pero ese paso es tan efímero que puede llegar a encontrarnos descuidados y avisarnos que se ha cumplido nuestro tiempo… entonces queridos hermanos en la evolución… NO PERDAMOS MAS EL TIEMPO…

Deben darse la oportunidad de escuchar y dejarse guiar por las señales de nuestro interior, si tan solo lo dejáramos Ser… veríamos que no necesitamos de tantas cosas para ser felices.. si tan solo nos diéramos la oportunidad de aprender sin la presión de tener que rendir u obtener un titulo o algún beneficio externo… yo los invito a conocer un maravilloso Camino que me permitió reencontrarme con mi verdadero Ser.. un camino que me abrió su paso para llenar mi Vida de sentido.. un camino que no te regala nada sino que cada paso te desafía a alcanzar tu mayor logro.. tu propia Realización … a un camino que siempre tiene sus puertas abiertas para todo estudiante de la LUZ….  y lo mas maravilloso de todo es que cualquiera puede transitarlo porque todos somos expresiones de AMOR…y de LUZ…


1 comentario:

  1. y cual es el camino??la informacion es incompleta.donde se encuentra?

    ResponderEliminar

Datos personales

Mi foto
Lcda. en Enfermería. Msc.Gerencia de Salud Pública. Diplomatura en: Docencia, Metodología e Investigación, Nefrología y Salud Ocupacional. Actualmente Bacherlor y Master en Ciencias Gerenciales.