Follow by Email

miércoles, 18 de mayo de 2011

Síndrome de Reyes


Denominación
  • Reacciones por Aspirina® en niños,
  • Encefalopatía por Aspirina®,
  • Reacciones por salicilatos.
Definición
El síndrome de Reye es una inflamación cerebral (encefalopatía) y hepática que se asocia a cuadros de fiebre por infecciones virales o varicela en niños a los que se les ha tratado con Aspirina® o salicilatos.
La asociación entre cuadros de gripe, otros virus respiratorios, o la varicela con la toma de ácido acetilsalicílico (Aspirina®) es muy frecuente en la aparición de este síndrome pero se desconoce el mecanismo exacto del proceso. Parece haber una predisposición genética. No siempre el cuadro se asocia a la toma de Aspirina® pero la frecuencia es 30 veces superior en este caso.
Suele aparecer, en niños de todas las edades, una semana después de un cuadro infeccioso de vías altas, de gripe o de varicela. Puede aparecer con vómitos, alteraciones del comportamiento, con gran agitación y delirio, que evoluciona rápidamente a un cuadro de convulsiones y coma, que puede producir la muerte.
SÍNTOMAS DEL SÍNDROME DE REYES
  • Aparición una semana antes de un cuadro infeccioso de nariz o de garganta, de varicela o de gripe.
  • Rápida aparición de náuseas y vómitos continuados.
  • Cambios del comportamiento
  • Alteraciones visuales y auditivas
  • Alteraciones del habla
  • Adormecimiento y pérdida del conocimiento
  • Pérdida de fuerza muscular
  • Convulsiones y aparición de posturas extrañas, con los brazos muy extendidos y rectos, girados sobre el cuerpo, las piernas rectas y con los dedos del pie estirados sobre la planta del pie.
Diagnóstico
Si aparece el cuadro de síntomas en un niño con los antecedentes de infección viral y la toma de Aspirina® se debe realizar un estudio de:
  • Azúcar en sangre, que suele estar baja
  • Transaminasas hepáticas, que suelen estar elevadas
  • Amoniaco en suero que está elevado
  • Punción lumbar para el estudio de l líquido cefalorraquideo
  • Escaner ó TAC cerebral
Tratamiento
El tratamiento es muy intensivo y por ello es necesario un ingreso hospitalario. Se le administrarán sueros con electrolitos y glucosa. Se asocia a cortisona para disminuir la inflamación cerebral. A pesar de ello suele ser necesario controlar la respiración y en ocasiones hacer una respiración asistida. La recuperación del cuadro suele ser del 80%, pero el resto tiene un pronóstico muy malo o mortal.

Las secuelas posteriores dependerán de la intensidad del proceso agudo y del tratamiento adecuado a cada caso.
Prevención
Se debe evitar la utilización de ácido acetilsalicílico (Aspirina®) y otros salicilatos en el tratamiento de la fiebre o malestar de infecciones virales, gripe y varicela de niños y adolescentes (menores de 18 años).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Datos personales

Mi foto
Lcda. en Enfermería. Msc.Gerencia de Salud Pública. Diplomatura en: Docencia, Metodología e Investigación, Nefrología y Salud Ocupacional. Actualmente Bacherlor y Master en Ciencias Gerenciales.