Follow by Email

viernes, 6 de mayo de 2011

La Clonación

La clonación es el proceso científico mediante el cual se crea, a partir de una célula de un individuo, otro idéntico al anterior. La clonación reproduce de modo perfecto los aspectos fisiológicos y bioquímica de una célula en todo un individuo. Esto es posible porque mediante un proceso de reproducción artificial se aportan los genes necesarios en la célula. Esto genes son los que determinan las características del nuevo individuo, a diferencia lo que ocurre en la reproducción sexual, donde el individuo es resultado de un proceso de fecundación y de la aportación genética de una célula de la madre y una célula del padre. 
 

En el campo de la ingeniería genética, clonar supone realizar, in vitro; es decir, en las condiciones de un laboratorio, el aislamiento y multiplicación de una porción de material genético o ADN. En griego, klon tiene el significado de rama o brote. Se ha tener en cuenta que la donación existe en la naturaleza de forma paralela a la reproducción sexual. Los primeros organismos se reproducían de manera asexual, dando lugar a unos descendientes idénticos a sus padres, por tanto, según, la definición anterior, eran en realidad clones de sus progenitores.
La reproducción sexual es un avance que tiene lugar en el curso de la evolución de los seres vivos, con él fin de aportar nuevas soluciones genéticas. Con estas nuevas combinaciones que se producen como consecuencia del intercambio de material genético del padre y de la madre se consiguen nuevos individuos que presentan una mayor capacidad de adaptación al medio exterior cambiante y que afrontan, de manera más eficaz la selección natural.
La comunidad científica lleva muchos años estudiando la idea de obtener seres viables a partir de la clonación de células somáticas o no sexuales. Los fracasos miles hicieron pensar, en un primer momento, que el problema radicaba en el tipo células del individuo originario. Una célula de un individuo adulto, si es usada en ese tipo de experimentos, es incapaz de llevar a cabo la secuencia de acciones necesarias para el desarrollo. Por eso se empezaron a utilizar células embrionarias, que conservan la totipotencia o capacidad de desarrollarse y, posteriormente, diferenciarse en los distintos tipos funcionales de los que consta un ser adulto. Esto es debido a la diferenciación, si no completa, muy avanzada, en el caso de una célula de un adulto.
El primer experimento de donación en vertebrados lo realizaron los científicos Briggs y King en los primeros años de la década de los cincuenta, en ranas. En los años setenta, el equipo del científico Gurdon obtuvo colecciones de sapos espuela perfectamente iguales entre sí, mediante la técnica de la inserción de los núcleos de las células de las fases larvarias tempranas en óvulos que previamente habían si despojados de sus núcleos. Este ensayo, sin embargo, fracasaba si el material genético era aportado por una célula de un individuo adulto.
En los años noventa se obtuvo la clonación de un mamífero. En 1996, el grupo de los científicos Wilmut y Campbell logró donar dos ovejas, llamadas Megan y Mora, por transferencia de núcleos de embriones. También se ha descrito la producción de monos Rhesus. En estos últimos experimentos se usaron células embrionarias, que permitieron el nacimiento de un individuo de esta especie, que fue llamado Tetra. De todos los ensayos que se han desarrollado durante la década de los noventa se deduce la utilización de varias técnicas: Una de ellas, para la obtención de terneros ciánicos, constanste en la fecundación in vitro de un óvulo de una vaca con el espermatozoide de un toro. En el desarrollo embrionario del óvulo se separan cada una de las células embrionarias, y gracias a su capacidad intacta de diferenciación, dan lugar a un nuevo individuo. Antes de la especialización funcional de estas células, sus núcleos se transfieren a los óvulos fecundados, privados de núcleos, de otras vacas. Estos óvulos se implantan posteriormente en el útero de varias madres, y si el desarrollo del óvulo y el consiguiente embarazo tienen éxito, se obtienen terneros clónicos iguales entre sí, pero no a la madre. En la práctica se han utilizado varias madres: las que aportan el material genético, las que proporcionan los óvulos y las madres «de alquiler», donde se desarrolla el nuevo Individuo. En realidad no son iguales a la madre, porque la unión del óvulo con el espermatozoide supone una cierta combinación de ambos materiales genéticos.
Uno de los mayores éxitos hasta la fecha corresponde al equipo del doctor lan Wilmut del Instituto Roslin de Edimburgo. En este trabajo se obtuvo una oveja por donación a partir de una célula ya diferenciada de un adulto. El resultado fue la Oveja Dolly El método consistía en tomar el óvulo de una oveja, eliminar su núcleo, cambiar éste por el núcleo de una célula adulta e implantar este óvulo en una tercera oveja. Por tanto, Dolly tiene un padre y tres madres. Aunque esta técnica posee aún un elevado porcentaje de fracasos, uno de los datos más interesante que se pueden desprender de estos experimentos es que se ha conseguido, a nivel de laboratorio, reprogramar de alguna manera el material genético de una célula adulta para que, ésta se desarrolle y se diferencie para dar lugar a un nuevo individuo.
Otro hallazgo científico fundamental correspondió, en 1997, a un equipo de la Universidad de Massachusetts y a una empresa de biotecnología. En estos experimentos se obtuvo la donación de un bovino a partir de los clones obtenidos d células del tejido conectivo. Esta técnica es intermedia entre las dos anteriores, pues las células que se utilizan no son embriones, sino células adultas diferenciadas, pero no con el grado de diferenciación de una célula de un individuo adulto. En el año 1998, en Francia, nació una vaca de nombre Marguerita, a partir de células musculares fetales, por tanto, células que, si bien presentan la dotación genética necesaria para la mayor parte de las estructuras del organismo, no están totalmente especializadas. En ese mismo año, en Japón, nacieron terneros donados a partir de células de los intestinos de una vaca, en los óvulos, pertenecientes a otras vacas, a las que se les había eliminado el núcleo.
Problemas éticos de la clonación
La donación plantea interesantes expectativas, además de problemas éticos, tanto en la sociedad como en la comunidad científica, donde existen sectores a favor de la utilización de estas técnicas y sectores en contra. En España, los científicos del Comité de expertos sobre Bioética y Clonación, prevén que hasta dentro de unos años no será posible la aplicación de técnicas seguras de donación, y descartan, por el momento, cualquier posibilidad de donación de seres humanos; limitan el uso de estas técnicas al tratamiento y curación de enfermedades genéticas, a la creación de nuevos fármacos —gracias a los animales transgénicos— y a la realización de xenotrasplantes, es decir, trasplantes en el hombre de órganos de animales con una dotación genética muy semejante, como es el caso del cerdo. En este foro se discute la irresponsabilidad que supondría en la actualidad la aplicación de estos métodos de donación en seres humanos. Se tiene la certeza de que los niños que pudieran desarrollarse gracias a estas técnicas presentarían deformaciones, tales como dos cabezas, dos corazones, ausencia de manos o pies o bien un número anómalo de extremidades. Los propios «padres» de la oveja Dolly sugieren la serie encadenada de trastornos genéticos que podrían derivarse: códigos genéticos que determinen trastornos muy graves, cómo el, envejecimiento prematuro, cáncer y afecciones neurológicas acerca de las cuales hay, hoy día, conocimientos precisos.
Los problemas éticos surgen en torno a ¡a cuestión de la capacidad de acceso a estas técnicas por parte de personas influyentes y con grandes recursos eco3 nómicos, que podrían utilizar este instrumento científico como herramienta para su propia perpetuación. En el caso de los animales, se ha planteado la posibilidad de la creación de poblaciones que, si bien pueden reportar a la humanidad productos de mayor calidad, serían completamente homogéneas y podrían extinguirse muy fácilmente ante una epidemia. En la actualidad se usan animales transgénicos que, gracias a las técnicas de donación, constituirían una fuente inagotable de órganos para el trasplante en humanos. Por otro lado, aunque es más ficticia su consecución, estas especies podrían ser utilizadas para el tratamiento de múltiples enfermedades en humanos.
En octubre de 2000 nada en el departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad de Oregón el mono Rhesus llamado AND cuyo nombre derivaba de inserted DNA (ADN introducido»). ANDi nació tras recibir material genético extra y de esa manera se convertía en el primer primate no humano del mundo genéticamente modificado. El proceso de modificación del ADN puede permitir a los científicos desarrollar nuevos tratamientos médicos para una amplia gama de enfermedades



Legislación española
España es uno de los países pioneros en el establecimiento de un conjunto de leyes que delimiten las pautas de actuación en los temas relacionados con la donación. Existen Cuatro artículos en el Código penal cuyo texto es el siguiente:
—Artículo 159: «(...) los que, con finalidad distinta a la eliminación o disminución de taras o enfermedades graves, manipulen genes humanos de manera que se altere el genotipo serán castigados con penas de dos a seis años de prisión».
—Artículo 160: «Entre tres y siete años de prisión es l& pena para aquellos que utilicen la ingeniería genética para producir armas biológicas o exterminadoras de la especie humana».
—Articulo 161: «Serán castigados con la pena de prisión de uno a cinco años quienes fecunden óvulos humanos con cualquier fin distinto de la procreación humana».
—Artículo 162: «(...) será castigado con la pena de prisión de dos a seis años quien Practique la reproducción asistida a una mujer sin su consentimiento».

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Datos personales

Mi foto
Lcda. en Enfermería. Msc.Gerencia de Salud Pública. Diplomatura en: Docencia, Metodología e Investigación, Nefrología y Salud Ocupacional. Actualmente Bacherlor y Master en Ciencias Gerenciales.