Follow by Email

domingo, 1 de mayo de 2011

VITAMINAS HIDROSOLUBLES

Vitaminas del grupo o complejo B


1. Vitamina B, o tiamina, cuya falta produce la enfermedad llamada beriberi. Esta enfermedad ha sido estudiada principalmente en países del Lejano Oriente, en que la alimentación es predominantemente a base de arroz pulido, o sea, privado del germen y de las cutículas del grano. Aunque su mecanismo de acción no es del todo claro, se sabe que es un precursor del coenzimo de la carboxilasa. La participación de ésta en el metabolismo de los hidratos de carbono es fundamental. La falta de tiamina impide al la metabolización completa de los hidratos de carbono y resulta en un incremento de la cantidad del ácido pirúvico sanguíneo.
Está presente en casi todos los alimentos, siendo su cantidad especialmente elevada en los cereales, en la arveja, frejol y legumbres verdes. Se encuentra también en el cerebro, músculos, vísceras en general y en la yema de huevo. La cantidad mínima necesaria diariamente depende de la cantidad de hidratos de carbono ingeridos. Una alimentación rica en grasas y en proteínas requiere menos tiamina que otra rica en hidratos de carbono. Se recomienda por cada kilogramo de hidratos de carbono, la ingestión de por lo menos o.6 mg de esta vitamina.
2. Vitamina B2 o ácido nicotinico, cuya carencia produce una enfermedad conocida por el nombre de pelagra. Los síntomas más relevantes son intensas alteraciones cutáneas (dermatitis), trastornos mentales (confusión, depresión, alucinación, etc.) y eventualmente la muerte. La frecuencia de la pelagra es mayor en las poblaciones mal nutridas o cuya alimentación es casi exclusivamente con maíz. No se conoce su mecanismo de acción. Participa en la formación de algunas enzimas. Si bien está presente en casi todos los alimentos, su concentración en la carne y levadura es particularmente alta.
3. Otro representante de este grupo es la riboflavina cuya falta o aporte insuficiente retarda el crecimiento y causa enfermedades oculares. Se ha sugerido que la córnea y el cuerpo cristalino, por carecer de irrigación y no recibir, por lo tanto, materiales nutritivos desde la sangre, utilizarían esta vitamina como fuente de energía. Esta hipótesis encontró fuerte apoyo al constatarse que la carencia de riboflavina produce la vascularización de estas formaciones oculares. Las manifestaciones carenciales de la piel y de las mucosas, denominadas en conjunto arriboflavinosis, no se deben exclusivamente a la falta de riboflavina, sino a la carencia simultánea de otras vitaminas. Se desconoce el requerimiento diario mínimo de riboflavina.
4. Vitamina B12 o cianocobalamina, que es un factor indispensable para la neoformación de los eritrocitos. Su carencia produce la anemia perniciosa, que se acompaña de trastornos nerviosos. Es uno de los principales antianémicos y es llamado también factor extrínseco. El factor intrínseco, producido por la mucosa gástrica, es necesario para su absorción en el intestino. El mecanismo de acción de esta vitamina es desconocido.
5. Otra vitamina del complejo B, que interviene en la hematopoyesis, es el ácido fálico. Su carencia produce también anemia, pero ésta, a diferencia de la anemia producida por falta de la vitamina B12, no se acompaña de trastornos nerviosos.
6 Vitamina B6 o pirodoxina, cuyo papel en el organismo humano es desconocido. En los animales su carencia produce una dermatitis especial. Participa en alguna forma en el metabolismo de los hidratos de carbono. Para evitar la avitaminosis se requieren muy pequeñas cantidades de vitamina Bs. Casi todos los alimentos la contienen, de manera que es muy difícil producir cuadros carenciales de esta vitamina.
Los componentes del grupo de las piridoxinas participan en el metabolismo como coenzimas indispensables para la transaminación. Desempeñan también algún papel en la hematopoyesis, ya que su falta produce anemia en los animales de experimentación.
7. La biotina pertenece también al grupo de vitaminas B. Su falta produce una enfermedad similar al beriberi, especialmente en personas que se alimentan preferentemente con huevos. Los huevos contienen la avidina, una antivitamina, que al unirse en el intestino con la biotina impide su absorción y favorece la aparición de cuadros carenciales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Datos personales

Mi foto
Lcda. en Enfermería. Msc.Gerencia de Salud Pública. Diplomatura en: Docencia, Metodología e Investigación, Nefrología y Salud Ocupacional. Actualmente Bacherlor y Master en Ciencias Gerenciales.