Follow by Email

martes, 12 de abril de 2011

¿Cómo reparar los tejidos dañados tras un infarto?


¿Cómo reparar los tejidos dañados tras un infarto?


Un grupo de investigadores israelíes acaba de dar una respuesta a esta gran interrogante. Los científicos han dado a conocer la creación de un 'parche' celular para subsanar el daño del infarto que se cultiva en el propio corazón del individuo.

Tras un infarto de miocardio, una parte del tejido cardiaco muere o sufre graves lesiones, que dan origen a un tejido cicatricial inútil, debido a la falta de oxígeno. Y como la capacidad de este órgano para regenerarse es limitada, el corazón no es capaz de realizar su función si el daño en los tejidos es de consideración.

Ahora, los estudiosos, procedentes de la Universidad Ben-Gurion del Néguev, desarrollaron una novedosa técnica cuyo objetivo era salvar uno de los principales obstáculos a los que se enfrentan los parches cardiacos. Para que éstos sean viables y útiles es imprescindible que logren una buena vascularización. Si no se forman vasos sanguíneos en el parche y estos no se acoplan adecuadamente con los del tejido en el que es implantado, el injerto fracasará.

Para lograr su objetivo principal, en lugar de cultivar los parches enteramente en el laboratorio, los autores decidieron trasladar su producción después de 48 horas al epiplon (una membrana que recubre el abdomen) de las ratas. El parche permaneció durante siete días injertado en dicho tejido, tiempo en el que aparecieron vasos sanguíneos en él.

“Después de trasplantarlos al tejido cicatricial, los parches cardiacos se combinaron estructural y eléctricamente con el miocardio del receptor, dando lugar a un efecto beneficioso sobre la función ventricular sistólica y diastólica”, escriben los autores.

"Utilizar el cuerpo como un biorreactor en el que fraguar el tejido cardiaco con una red estable y funcional de vasos sanguíneos representa una mejora significativa en la creación de parchescardiacos por encima de otros métodos ex vivo empleados en la actualidad para su producción", concluye el estudio.

Esta nueva técnica aún no se ha probado en humanos; pero según manifiestan los expertos, este es un gran paso en las investigaciones relacionas con las terapias después de un infarto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Datos personales

Mi foto
Lcda. en Enfermería. Msc.Gerencia de Salud Pública. Diplomatura en: Docencia, Metodología e Investigación, Nefrología y Salud Ocupacional. Actualmente Bacherlor y Master en Ciencias Gerenciales.