Follow by Email

miércoles, 13 de abril de 2011

Hematospermia, presencia de sangre en el semen



Aunque la presencia de sangre que aparece de forma espontánea (sin traumatismo o enfermedad conocida previa) mezclada, o tiñendo el semen (llamada hematospermia) es un motivo de consulta alarmante, en la mayor parte de las situaciones no obedece a un problema de salud grave.
Como sabemos que muchos pacientes no consultan cuando la sufren por la verguenza de tener que hablar de temas que se consideran íntimos ante extraños, intentaremos daros una visión resumida del problema que os ayude. Asimismo queremos conocer vuestras experencias en estas situaciones, ya que nos ayudan a comprender las formas de reaccionar de nuestros pacientes.

Aunque ya hemos comentado en la introducción que la presencia de sangre con el semen no obedece en general a un problema de salud grave, esto no quiere decir que no se deba consultar, ya que no es normal, y por tanto si de obligada consulta al médico (aunque no de urgencia si aparece una noche o fin de semana).
La mayoría de los casos cursan con episodios repetidos, aunque algunos la experimentan sólo una vez.

Suele ser de causa idiopática (desconocida) pero puede asociarse a abstinencia sexual prolongada, coito frecuente, coitos interrumpidos y trastornos de la coagulación. En muchos casos la causa es una pequeña infección urinaria (no necesariamente contagiosa) o presencia de litiasis en el ureter, que irrita la pared y produce sangrado mínimo.

Muchos urólogos atribuyen los síntomas a una vesiculopatía seminal como resultado de alguna infección indefinida o de congestión vascular.

El trastorno es benigno y rara vez se asocia a un proceso maligno o a una infección grave. Siempre es útil, sin embargo, evaluar a estos pacientes por una posible infección prostática o estenosis uretrales.
Como la causa es desconocida en la mayoría de los casos, el tratamiento es en gran parte empírico. Algunos urólogos aconsejan un ensayo de 5-7 d con tetraciclina, 250 mg 4/d, seguido por un masaje suave. En ausencia de una enfermedad urológica declarada, los pacientes deben ser tranquilizados en el sentido de que el problema no es grave ni progresivo,pero siempre requiere de una consulta al Urólogo que es el especialista que descartará la presencia de enfermedades severas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Datos personales

Mi foto
Lcda. en Enfermería. Msc.Gerencia de Salud Pública. Diplomatura en: Docencia, Metodología e Investigación, Nefrología y Salud Ocupacional. Actualmente Bacherlor y Master en Ciencias Gerenciales.