Follow by Email

sábado, 9 de abril de 2011

La Fecundación In Vitro.

Si hay algo frustrante y capaz de separar a una pareja, además de provocar trastornos tan graves como la depresión, es el saber que no puedes tener hijos.
A partir del momento en que nos enteramos de la situación, es cuando todo cambia y comienza un estado de incertidumbre sin saber si algún día será posible. Iniciamos una búsqueda de tratamientos y alternativas posibles para hacer realidad nuestro sueño: Ser padres.
100903737
Una de las opciones disponibles es  sin duda la Fecundación in vitro.
El proceso se realiza a través de la fecundación de los óvulos en un laboratorio, éstos luego de dos o tres días los embriones son introducidos en el ovario de la mujer.
El embarazo tiene lugar entre un 30 y 40% de los casos pero depende mucho de la causa y origen del problema por el cual ha tenido que recurrir a éste método.
Actualmente se encuentra cubierto por la Seguridad Social siempre y cuando no sea mayor de 40 años.
El proceso prácticamente es tolerable, a veces se utiliza una anestesia general o en caso también una sedación moderada. Tiene una duración aproximada de tres semanas.
Los riesgos son embarazo múltiple, abortos espontáneos y pre-eclampsia, que consiste en el aumento de la tensión arterial.

En caso de que decidas someterte a una fecundación in vitro, es muy recomendable que comiences con suficiente antelación a cuidarte y tener hábitos saludables, si eres fumadora, dejar el tabaco, llevar una alimentación sana y equilibrada, hacer ejercicio de forma regular, realizarte un chequeo médico para confirmar que tus niveles de hierro  son óptimos y demás controles rutinarios como diabetes, colesterol etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Datos personales

Mi foto
Lcda. en Enfermería. Msc.Gerencia de Salud Pública. Diplomatura en: Docencia, Metodología e Investigación, Nefrología y Salud Ocupacional. Actualmente Bacherlor y Master en Ciencias Gerenciales.